Hacer que los consumidores amen tu marca se ha vuelto una tarea difícil de completar, la sobre estimulación en los mercados competitivos es inagotable y el sinfín de ofertas que existen provocan una mayor exigencia por parte de los consumidores.

¿Cómo le haces para sobresalir, para ser la marca elegida y seguir en la batalla? 

En principio, crear un negocio o marca es un proceso verdaderamente complejo, es pensar en una promesa real de negocio; cómo se va a llamar, de qué color va a ser, cómo lo vas a vender, en dónde, a quién… Y todas las respuestas deben ser comunicadas de manera correcta para poder ser rentable.

Una vez que ya le entraste al juego, tienes tu negocio y has puesto en marcha un plan increíble de Branding, tienes como resultado que las personas ya te conocen, ya te compran y (por qué no) eres el favorito de muchos. Todo va bien hasta ahí, pero mientras pasaba todo esto, te enfrentas con que las cosas han cambiado, quiénes te compraban ya no son los mismos, han crecido y tienen otras necesidades; la manera en que se consumía tampoco es igual, la gente se vuelve cada día más exigente e instantánea; y la manera de comunicarlo también ha cambiado, hay otras fuentes, otros canales y otro lenguaje.

¿Qué haces? ¿Te quedas igual, te renuevas, o te quedas atrás?

O qué tal que por la mente se te ha cruzado la idea de querer cambiar el logo de tu empresa, los colores, la tipografía, el estilo de tu marca; quizás los objetivos de tu empresa han cambiado y quieres reposicionarla, o estás considerando entrarle a otro mercado y venderle a gente diferente. En cualquiera de estos casos, la opción puede ser una estrategia de rebranding.

Cada vez son más las empresas que se ocupan de contar con servicios de marketing para sus negocios. El 42% están invirtiendo en su Branding, ya sea desde su compañía o a través de una agencia especialista. ("The Envolving Marketer 2018," www.emarketer.com).

Una estrategia de Rebranding significa hacer todo lo que hiciste al principio, todo lo que tuviste que meditar, con las mismas preguntas, pero ahora con distintas respuestas y distintos resultados.

Hablar de un cambio o reajuste de marca es un movimiento poderoso pero también un tanto riesgoso. Antes de comenzar con un re-branding, asegúrate de haber reflexionado en lo siguiente:

  • ¿Has estudiado a tus clientes? qué es lo que quieren y de qué manera se identificarán con tus nuevas características
  • Analizaste a tu competencia? ¿qué es lo que están haciendo?
  • ¿Qué está funcionando y qué no?

Otra cosa sumamente importante antes de empezar con esta transformación, es pensar en todo lo que implica un rediseño de marca, no solo será cambiar la tipografía o el color de tu logo, este cambio debe considerarse en todos los canales de comunicación, en todas las formas en las que presentas tu marca y en dónde sea que plasmes la esencia de tu negocio, por lo que también es importante reflexionar en la aplicación actual y nueva de tu logotipo:

  • ¿En dónde más lo tienes ubicado? ¿Impresos, folletos, página web, serigrafía?
  • Si ajustas los colores de tu logotipo, ¿en dónde más tienes que cambiarlos? ¿en tu oficina, en los uniformes de tus empleados?
  • ¿Cuánto te va a costar el rediseño de tu imagen?

De esta manera tendrás mejores argumentos para empezar con tu rebranding y con un menor margen de error, evitando basar tus cambios en un capricho, en un “ya no me gusta” o en tendencias que serán momentáneas.


Hay puntos clave a la hora de comenzar un rebranding, y sin duda, hay uno que encabeza la lista: respetar la esencia del negocio. De esta manera no habrá falla, podrás seguir con tus clientes más leales y conseguir muchos más.

Hace no mucho, llegó a Arrow una empresa que se dedica al intercambio comercial de maquinaria, materia prima y productos promocionales entre México y China. JIBO buscaba el rediseño de su logotipo pero respetando aspectos de la imagen anterior ya que era muy importante no violentar la esencia de su negocio, fue un proceso de rebranding que definitivamente dio muy buenos resultados.

Como expertos en marketing, consideramos cada detalle de su nueva identidad durante la creación de su página web:

Y así como Jibo, muchas marcas, grandes o pequeñas han optado por una estrategia de rebranding con el fin de permanecer en el mercado y seguir creciendo.

El rebranding es la manera en como el marketing nos recuerda que estamos obligados a la constante renovación, a saber que son los consumidores y el tiempo quienes deciden la trayectoria de un negocio y que si queremos continuar en el mercado, evolucionamos con él o nos veremos obligados a bajar del barco y ceder nuestro lugar.

¿Quieres rediseñar el logo de tu empresa o comenzar a adquirir nuevos clientes a partir de un plan de contenido? ¿Necesitas una asesoría? En Arrow creamos el plan ideal para tu marca, ponte en contacto con nosotros.

Para seguir al tanto de las tendencias en redes sociales y el marketing digital, suscríbete a nuestro blog, descargando nuestro PDF: sólo ingresa tu correo aquí y la descarga iniciará de inmediato.



 

Jessica Amador – Consultora en Imagen Pública
Jessica Amador Consultora en Imagen Pública

Gestión de redes sociales, creación de contenido e ideas creativas.

Obtén tips gratis suscribiéndote a nuestro newsletter.